Cinco excursiones desde Ámsterdam

La capital de los Países Bajos enamora a todos los que la visitan y muy pocos vienen solo una vez. En esas ocasiones, cuando ya se haya disfrutado de todas las atracciones que ofrece la ciudad, es el momento perfecto para conocer el resto del país y hacer alguna de estas excursiones desde Ámsterdam. 

Países Bajos es un territorio pequeño en comparación a muchos otros países y en su parte más ancha puedes cruzarlo en unas tres horas y media. Todas las excursiones que te traemos hoy pueden hacerse en un solo día, aunque las hemos ordenado de menor a mayor distancia.

Excursiones desde Ámsterdam a menos de una hora

Molinos de Zaanse Schans

Zaanse Schans

Zaanse Schans es una de las excursiones más populares desde Ámsterdam, y por una buena razón. Este pequeño pueblo, que parece salido de una postal, se ha convertido a día de hoy en un museo al aire libre. 

Aquí puedes ver de cerca los típicos molinos de viento neerlandeses, usados antiguamente para moler especias o pigmentos para pintura y que todavía están en uso. Además, es el hogar del primer supermercado Albert Heijn (la cadena de supermercados más famosa de los Países Bajos).

Para llegar desde Ámsterdam puedes coger tanto el autobús como el tren. El tren tarda menos (17 minutos) pero te deja más lejos, por lo que normalmente merece la pena coger el autobús (30 minutos), en este caso el 391.

En tu visita no puede faltar también el taller de zuecos que se encuentra a la entrada. En él podrás ver en primera persona cómo se fabrica un zueco y su evolución a lo largo de la historia. También es el sitio perfecto para comprar souvenirs

En realidad esta excursión sólo toma medio día, pues Zaanse Schans puede verse en una o dos horas. Lo mejor sería aprovechar el resto del día y visitar otros pueblos cercanos como Edam, Volendam o Marken

Si no tienes coche, te recomendamos contratar un tour guiado, que suelen incluir el transporte de un sitio a otro. De esta manera, no tendrás que preocuparte por los horarios del transporte y, además, conocerás mejor la historia de los molinos, ya que tendrás un guía que te la explique. 

Torre Dom en Utrecht

Utrecht

A tan sólo media hora de la capital se encuentra Utrecht, la cuarta ciudad más grande de los Países Bajos y la que ha sido durante mucho tiempo uno de los centros culturales, políticos y económicos del país.

Vamos a contarte un secreto: la razón por la que nos encanta esta ciudad, y por la que nos parece una de las mejores excursiones desde Ámsterdam, es que es igual de bonita pero mucho menos visitada. Es más tranquila y no tiene muchos menos turistas, por lo que es una opción perfecta si estás cansado del bullicio de Ámsterdam. 

Llegar a Utrecht es muy fácil y rápido. Si tienes alquilado un coche puedes llegar en alrededor de 50 minutos, sin embargo, nosotros te aconsejamos el tren a Utrecht Centraal: el trayecto dura 27 minutos y no tendrás que preocuparte por dónde aparcar. 

Una vez allí, merece la pena que te tomes tu tiempo para pasear por su pintoresco casco antiguo, con sus numerosos edificios históricos rodeados por canales. 

En la Plaza Dom encontrarás la Catedral de San Martín, un ejemplo perfecto de la arquitectura gótica del siglo XIV. La torre de esta catedral, conocida como Torre Dom, es la torre de iglesia más alta de los Países Bajos. Si te ves con ganas de subir sus 465 escalones, te verás recompensado con una vista impresionante de Utrecht.

Si hace un día soleado no puedes irte sin sentarte en una de las terrazas que hay a lo largo de los canales para disfrutar del sol con una cerveza en la mano (nosotros la cerveza también la consideramos comida típica neerlandesa).

Durante los meses de verano te recomendamos también el paseo en barco por los canales. Es una forma diferente de conocer el lugar y podrás dar envidia con tus fotos a todos tus seguidores de Instagram. 

¡Ah, y por cierto! Durante la época de Navidad la ciudad de Utrecht está incluso más bonita, y el mercado navideño en Mariaplaats merece una visita.

Excursiones desde Ámsterdam a menos de dos horas

Casas Cubo en Róterdam

Róterdam

Róterdam, conocida como la meca de la arquitectura contemporánea, es la segunda ciudad más grande de los Países Bajos y opuesta completamente a su capital, Ámsterdam. Si quieres ver algo diferente de los típicos molinos y pueblecitos neerlandeses, esta excursión es perfecta para ti. 

Durante la segunda guerra mundial, Róterdam fue duramente bombardeada y la mayor parte de la ciudad tuvo que ser reconstruida. Por eso, en ella existe una mezcla muy interesante de lo tradicional y lo moderno. 

Para llegar desde Ámsterdam puedes coger el tren desde Centraal Station, que te dejará en Róterdam en 1h y 15 min. También puedes ir en coche, el trayecto dura más o menos lo mismo. 

Ejemplos de esta arquitectura moderna que no te puedes perder son el Erasmusbrug, una de las imágenes más icónicas de la ciudad; la Witte Huis, un edificio modernista de 1898 que es considerado el primer rascacielos de Europa; y las Kubuswoning, las famosas casas cubo diseñadas por el arquitecto Piet Blom.

Si quieres aprovechar esta excursión desde Ámsterdam para conocer más del país, te recomendamos el tour guiado por Róterdam y La Haya. Dos ciudades que se salen de lo típico y que son esenciales para entender los diferentes estilos de vida de este país.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre Róterdam? ¡No te preocupes! En este artículo te hablamos de su historia con mayor profundidad. 

Giethoorn

Giethoorn

A este pintoresco pueblo se le conoce como “la pequeña Venecia de los Países Bajos”. ¿Adivinas el por qué?

Pues, al igual que en la ciudad italiana, en Giethoorn no circulan los coches. Es más, ni siquiera tiene carreteras. Por el contrario, los habitantes se desplazan en punter, un pequeño barco impulsado mediante una pértiga. 

La forma más fácil de llegar a Giethoorn desde Ámsterdam es en coche, el trayecto dura alrededor de una hora y media. 

Llegar en transporte público es algo más complicado, pero también es posible: tendrías que coger un tren desde Ámsterdam Zuid a Steenwijk y desde ahí coger un autobús a Giethoorn. En total, el recorrido sería de unas dos horas. 

Para un grupo grande lo mejor es contratar una visita guiada, que incluye el transporte desde Ámsterdam. Esta opción es un poco más cara, por eso sale más rentable en grupo, pero te permitirá disfrutar de la excursión libre de preocupaciones.

Poco más te podemos contar, pues la foto lo dice todo: con sus numerosos canales estrechos, sus puentes, sus pintorescas granjas y sus hermosos jardines; Giethoorn es, sin lugar a dudas, uno de los pueblos con más encanto del país

Si te decides a visitarlo, te recomendamos nuestro artículo sobre Giethoorn para que puedas profundizar un poco más en la historia de este pintoresco pueblo. 

Excursiones desde Ámsterdam a más de dos horas

Amberes

Amberes

¿Ya has visitado varios destinos de los Países Bajos en otras ocasiones? ¡Entonces, cambiemos de país! 

Te aseguramos que merece la pena el viaje para conocer esta maravillosa ciudad, la segunda más grande de Bélgica y que ejemplariza el equilibrio perfecto entre historia y modernidad.

Aunque hemos colocado Amberes en el apartado de más de dos horas, realmente sólo es así en coche y autobús, pues en tren se tarda 1h y 15min. ¡Menos que a otros destinos de esta lista!

Como ves, viajar en tren es la forma más fácil y cómoda pero debes acordarte de comprar los billetes con antelación, porque pueden subir bastante de precio. Si lo que buscas es la opción más económica te recomendamos el autobús, que aunque tarda más, también te permite visitar la ciudad en un único día. 

¿Y qué puedes hacer en Amberes? Disfruta tranquilamente de un café en Grote Markt antes de explorar la ciudad, visita la Casa Museo de Rubens (¡construida y diseñada por él mismo!) o descubre alguno de sus museos como MAS o el Red Star Line. Si eres un foodie y lo tuyo es más la comida, prueba el famoso chocolate belga en algunas de sus muchas chocolaterías o disfruta de la comida nacional: un plato de crujientes patatas fritas acompañadas de cerveza local.

Deja un comentario